HISTORIA DEL ABASTECIMIENTO DE AGUA POTABLE

La idea nació de la necesidad del hombre de trasladar y distribuir el agua a los lugares más apartados  o  desde  sus  fuentes  a  los  lugares  de  vivienda.  Uno  de  los  acueductos  de Jerusalén  tenía  mas  de  32  km  de  longitud,  en  algunos  tramos  se  servía  de  túneles excavados sobre las rocas y, en otros, de puentes de mampostería, cuyos arcos salvaban las quebradas o cruzaban los terrenos bajos.


En Europa los griegos fueron los primeros que construyeron acueductos, pero los romanos pusieron  mayor  empeño  en  solucionar  el  problema  y  construyeron  su  extensa  red  de acueductos   para   traer   las   aguas   limpias   de   los   montes   Apeninos   hasta   la   ciudad, intercalando estanques y filtros a lo largo del recorrido del agua para asegurar su calidad. Este sistema de suministro de agua decayó con la desintegración del imperio Romano.


El invento de la bomba en Inglaterra a mediados del siglo XVI impulsó las posibilidades

de desarrollo de sistemas de suministro de agua. En Londres la primera obra de bombeo de agua  se  finalizó  en  el  año  de  1562.  Se  bombeaba  agua  de  río  a  un  embalse  a  unos  37 metros por encima del nivel del Tamesis, y desde el embalse se distribuía a los edificios vecinos  a  través  de  tuberías  aprovechando  la  fuerza  de  gravedad.  En  la  foto  1.1  se muestran dos acueductos de la antigüedad.

 1 ACUEDUCTO SEGOVIA ESPAÑA
PONT DU GARD FRANCIA


0 comentarios:

Publicar un comentario