PANTALLAS DE CONCRETO: Estabilidad de Excavación


La estabilidad de la excavación con lodo en suelo granular se mantiene por la presión del fluído y el efecto de arco del terreno. En arcillas la estabilidad es menos crítica debido a la resistencia cortante del suelo. El lodo bentonítico llena la zanja de excavación y se mantiene por lo menos un metro por encima del nivel freático. El lodo bentonítico forma una torta impermeable a los costados de la zanja,  impidiendo el flujo del fluído hacia el terreno fuera de la zanja. La Figura 16 ilustra las presiones producidas.

El otro factor que ayuda a la estabilidad de la excavación es el efecto de arco. Este efecto ocurre porque los paneles son de longitud limitada, se considera significativo dicho efecto para longitudes de panel menores de 5 mts. Para apreciar el efecto de arco es necesario visualizar una sección horizontal de corte en la zanja. Cuando se excava la zanja se disipa la presión de tierra, esto permite una redistribución de los esfuerzos hacia los extremos del panel excavado.

En la parte superior de la zanja de excavación (5 mts. superiores) – existe una frontera no restringida en la superficie, que no permite que ocurra el efecto de arco. Por esta razón es muy importante tener muros-guía bien construidos, a lo largo de los lados de la excavación. Esta guía sirve para alinear el equipo de excavación y proporcionar un medio para introducir el lodo recirculado. Un muro-guía tiene una profundidad de 1.5  mts. y se construye contra relleno compactado en la parte superior de la zanja. De esta forma se obtiene una frontera superior rígida. La Figura 17 ilustra el muro-guía.

Figura 16.   Factores que Ayudan a la Estabilidad de la Excavación 



Figura 17.   Muro - Guía

0 comentarios:

Publicar un comentario