CIMENTACIONES: Asientos admisibles.



Una vez calculados los asientos debe comprobarse si su magnitud absoluta o diferencial es inferior a unos valores límites prefijados. El problema radica precisamente en la fijación de estos valores límites, pues en ellos influye el tipo de edificio y su estructura así como la naturaleza del terreno y el tipo de movimiento, debiendo precisarse si el daño afecta al aspecto arquitectónico, funcional o estructural.

Existe además otro problema de fondo referente al origen de las limitaciones, ya que unas veces es la propiedad la que exige ausencia total de grietas o, por el contrario, tolera deformaciones apreciables por razones económicas (edificios industriales); otras veces es el arquitecto, en su deseo de no arrastrar problemas a largo plazo o garantizar la integridad funcional y estética; por último pueden ser los organismos oficiales encargados de la normativa de construcción los que fijen a escala nacional unos criterios que, por su generalidad, resultan en ciertos casos demasiado exigentes o tolerantes.

Resumiremos aquí algunos de los criterios más utilizados, sin que sea posible, por el momento, llegar a un criterio único, aplicable sin ambigüedad.

0 comentarios:

Publicar un comentario