Topología de cimentaciones superficiales.



Las cimentaciones superficiales se pueden clasificar en tipos, atendiendo a distintos conceptos: por su forma de trabajo, por su morfología, por su forma en planta, etc.
En las figuras 3.1 y 3.2 se recogen los tipos más frecuentes.
 
Por su forma de trabajo, figura 3.1:
a) aislada
b) combinada
c) continua bajo pilares
d) continua bajo muro
e) arriostradas o atadas 


Por su morfología, figura 3.2:
a) recta
b) escalonada
c) ataluzada
d) aligeradas o nervadas
Figura 3.2
 
Por su forma en planta:
a) rectangular
b) cuadrada
c) circular
d) anular
e) poligonal (octogonal, hexagonal...)
Independiente de estos tipos más usuales se han construido zapatas de diversas formas más o menos complejas como con forma de paraboloide hiperbólico, piramidal invertida, etc.

0 comentarios:

Publicar un comentario