Zapatas continuas o corridas.



Bajo una línea de pilares puede proyectarse una zapata continua o corrida común para todos los pilares. Asimismo, cuando el elemento estructural es lineal, muro de fábrica de ladrillo o mampostería, la zapata bajo el mismo es continua.

No obstante, el planteamiento del cálculo difiere sustancialmente, debido a que el comportamiento del terreno frente a cada una de las solicitaciones es totalmente distinto.

En el caso de zapata continua bajo una línea de pilares, no es válido admitir como norma general la reacción uniforme del terreno. Para el cálculo de este tipo de zapatas es necesario plantear el problema elástico de forma más rigurosa, buscándose modelos matemáticos del suelo, de los cuales el más conocido y difundido por su sencillez es el modelo de WINKLER, que conduce al llamado método del «coeficiente del balasto», que parte de la hipótesis básica de suponer que, en cualquier punto, el asiento es proporcional a la presión que en él se desarrolla. Con este planteamiento se estudia la cimentación por zapatas corri das en el supuesto de que su forma de trabajo sea la correspondiente a una viga; es el cálculo como «viga flotante», que se trata en el Capítulo siguiente.

Cuando la zapata corrida recibe un muro, el problema puede abordarse, de forma más sencilla, estudiándola a flexión en el sentido transversal al muro o zapata, y con distribución uniforme de tensiones en el sentido longitudinal. En general bajo muros de fábrica se suelen hacer. zapatas de hormigón en masa de gran canto, figura 3.38 a) o bien soluciones del tipo de la figura 3.38 b). 

 Figura 3.38

0 comentarios:

Publicar un comentario