ESTRUCTURAS RÍGIDAS: Detalles constructivos.



Además de las comprobaciones ya señaladas, es necesario tener en cuenta una serie de detalles que puedan hacer posible todo lo anterior. Enumeraremos sólo los más imortantes, remitiendo al lector —para mayor información— a la mencionada norma NTE-CCM 79.

— El hormigonado seguirá las normas de buena práctica propias de este material, debiendo proscribirse los hormigones ciclópeos y el empleo de piedras, dejadas caer sobre el hormigón fresco,para asegurar lá adherencia entre juntas de trabajo.

— Los recubrimientos deberán ser menores de 3 cm., a fin de no dar lugar —en zonas traccionadas— a fisuración que suponga un paso fácil a la corrosión.

— Se dispondrán juntas de diseño adecuadas, que no deberán estar distanciadas más de 12-15 m Estas juntas pueden ser a tope, machihembradas o selladas con elementos especiales estancos.

— La armadura se dispondrá adecuadamente según proyecto, con los doblados y anclajes que resulten convenientes.

— Se comprobará que no aparecen blandones o bloques rocosos aislados en la cimentación del muro, debiendo ser eliminados si apareciesen.

— El relleno del trasdós debe ser adecuado y con un comportamiento como el supuesto en proyecto. Debe evitarse utilizar materiales arcillosos, expansivos, con restos orgánicos o elementos agresivos. Son aconsejables materiales granulares con poco contenido de finos (<20%). 

— Se dispondrán mechinales, drenes de trasdós, etc., que permitan asegurar que los empujes del agua no superan los valores adopta dos en el cálculo.

Estos dos últimos puntos son muy importantes, puesto que gran parte de los muros que se construyen se trasdosan con un relleno y se calculan sin empujes del agua. Piénsese que el empuje del agua es netamente superior al terreno seco, por lo que su presencia inesperada puede originar el fallo de la estructura. Por eso, es muy corriente disponer rellenos granulares relativamente permeables, cori elementos de drenaje que permitan asegurar que lo previsto en proyecto se cumplirá en la práctica. En la fig. 7.20 pueden verse diversos tipos de drenajes, debiendo señalarse que los mechinales o tubos de salida no suponen ninguna garantía si no se disponen verdaderos drenes en el trasdós. 

FIG.  7.20  Tipos de drenaje de tradós de muros.



1 comentarios:

Luis Campoverde dijo...

La construcciòn de muros es uno de los acàpites de uso diario en la soluciòn de problemas de vialidad y de urbanismo. Cùan importante es diseñar estos elelmentos que proporcionan seguirdad complementari a las obras en general para que la inversiòn quede asegurada.

Publicar un comentario