Construcción - Solución de patologías para la humedad

No sirve revocar con MCI las zonas que vemos con humedad en la pared, ya que la misma subirá por evaporación, hasta   encontrar un punto débil en el revoque, para poder así salir hacia el ambiente.

Antes de proceder a solucionar cualquier tipo de patología se hace un estudio de la misma:

1- se sacan todos los zócalos. El revoque grueso no debe tocar o llegar al piso. El zócalo deberá estar pegado con la   misma pasta con la que se hizo la capa aisladora.
Se debe comprobar que el nivel de piso vecino no supere el nivel de nuestra capa aisladora.
2- sacar todo el revoque hasta mas o menos 1,40 m de altura (que es generalmente hasta donde asciende la humedad)  para que ésta comience  a orearse (secarse la pared).

Existen tres métodos a saber:

1) inyección de siliconas:

Se ejecutan perforaciones a tres bolillos (en forma triangulada) dispuestos a 45º uno de otro,   que llegan hasta una profundidad de ¾ del espesor de la pared (entre 12 y 25 cm) a una altura  levemente superior a la capa aisladora, evitando así su perforación.


Luego se coloca un producto siliconado (silicato y fluosilicato) que al cristalizarse obturan la  red capilar y los poros que contengan las paredes en su interior. El sellado se da mediante una  reacción química producida en el material al entrar éste en contacto con la cal del mortero.

El líquido se introduce mediante un embudo, el cual en un principio es absorbido con rapidez. 
Cuando su escurrimiento es mas prolongado,  significa que estamos saturando o tapando  las  porosidades de la pared, con lo que estamos en condiciones de afirmar que los mismos están  cubiertos.





Un buen  indicio de que estamos  haciendo bien  las  cosas  es  el   sensible descenso de  la humedad en  la  pared (cuando esta se seca).

El revoque nuevo de la pared debe hacerse de MCI.

El  problema de este método es que  las siliconas al   cristalizarse   forman un manto  rígido,  con  lo que  si   se producen movimientos  estructurales,  se fractura dicho manto.  Es un método empírico del  cual  no hay  certeza.

2) método de cortes de pared:

100 % eficaz pero muy peligroso.
Se va trabajando metro a metro por la pared afectada. Se avanza por la misma (intercalando los huecos) a medida que se la   va curando.

Luego de  la perforación se  limpia  la masa de hormigón afectada y se coloca  la capa aisladora,   luego se pasa pintura  asfáltica mas una membrana asfáltica en rollo, previendo un solape para su enganche con  la capa del próximo  tramo o   hueco (se deben cortar los flecos sobrantes de la membrana: los que repasan el espesor de las pared).

Luego de cuatro días aproximadamente se procede con el siguiente hueco.
El  gran problema de este método es  la ubicación de  la pared afectada  (la ubicación mas desfavorable es   la de pared  medianera) así como la constitución del mortero de asiento de dicha pared.

Para hacer el revoque de la pared curada debe esperarse un tiempo a que se seque el de amasado.

3) electro ósmosis:

Se basa en la teoría en que el agua corre en sentido contrario al paso de la corriente eléctrica;  por lo que se invierte la   polaridad de la pared mediante electrodos aplicados a la misma (mallas de cobre), lo que hace que el agua en vez de subir   baje. Los electrodos se aplican dentro de perforaciones equidistantes practicadas en la pared, los que se unen mediante un  conductor de cobre longitudinal. El conjunto se conecta a una descarga a tierra.

Es un método utilizado en edificios antiguos. Su principal problema lo constituye su mantenimiento.

0 comentarios:

Publicar un comentario