Impermeabilización de subsuelos y su Proceso Constructivo

En  toda construcción practicada  debajo del  nivel  de  suelo,   se da un  fenómeno conocido como  presión hidrostática  producida por las napas subterráneas y que consiste básicamente en la presión del agua sobre una superficie o elemento constructivo, tratando de acceder al mismo, este fenómeno se da desde un lugar saturado (de mayor humedad) hacia otro   desaturado (de menor humedad). Generalmente actúa sobre elementos constructivos ubicados por debajo del nivel de piso o  suelo (subterráneos). Puede producirse por elevación de capas o en estructuras de subsuelos y se la mide en Grs/cm^2


Las impermeabilizaciones aquí, deben apoyar sobre paramentos sólidos (HºAº, etc) tanto vertical como horizontalmente,   nunca sobre una pared débil o endeble ya que esta al fracturarse, consecutivamente fractura la aislación; por este motivo  tampoco mantendrán una relación directa con el suelo. Es decir que toda impermeabilización vertical localizada por debajo  del nivel de suelo, no deberá estar en contacto directo con el mismo sino que tendrá algún tipo de protección (generalmente   una pared de mampostería armada de 15 cm) y a su ves, se apoyará sobre la parte externa de la pared que conforme al local   de subsuelo (generalmente de Hº Aº -para suelos muy saturados- pero también puede ser de mampostería, en este caso de   30 cm y sin armar -para suelos poco saturados-) tal como lo muestran mas adelante las figuras.

Esta aislación vertical deberá elevarse hasta una altura superior al del nivel de piso exterior, rematando hacia el exterior,   mas precisamente abrazando al último ladrillo de la pared de protección o contención de la napa subterránea.

En el piso, los fenómenos que se producen son similares, por lo que se ejecuta lo que se conoce como “losa de subpresión”,   que es un contrapiso de HºAº; cuya misión es soportar la presión causada por la diferencia de altura entre la cota superior   de la napa y el fondo del sótano; encima del cual se realiza la aislación hidrófuga, la que conviene conformarse con un  material  elástico  (membrana asfáltica preconformada)  para  salvar   la  fisuras  posibles  de  ser  causadas  por  efecto de  la  presión hidrostática.

Tanto el revoque como el piso del subsuelo, generalmente son de constitución cementicia sin ningún otro revestimiento, y  la vinculación entre ambos define un zócalo curvo, rematado por una buña en la parte superior.

Vale  recalcar  que  la  impermeabilización en estos casos  debe cubrir   la  totalidad del   recinto “sumergido” bajo  la napa  freática o nivel del agua.

Proceso constructivo:

En terrenos compactos con poca humedad natural:

1. excavación realizada a plomo, es decir con la medida exacta del sótano o subsuelo.
2. se ejecuta la zapata y el contrapiso base, sobre el cual apoyarán el tabique armado así como la pared del subsuelo.
3. en forma simultánea se levantan el tabique armado, la capa aisladora y la pared de 30 cm.
4. por último se realizan los revoques y el piso con mortero de cemento. 

Como estos tipos de terreno no presentan una gran presión hidrostática,  no es necesario el uso de paredes interiores de   hormigón.

En  la  terminación superior del   tabique de contacto con el  suelo deberá evitarse el  uso de ángulos rectos que  inciten al   estancamiento del agua, para evitar esto, deberá chaflanarse el mortero, de manera quedetermine cierta pendiente y facilite el escurrimiento del agua.


En terrenos con abundante agua:

1. se hace la excavación mas grande que el tamaño del sótano y se instala el sistema de drenaje mas bajo que el  cimiento, el cual concurrirá a un pozo de bombeo.
2. se ejecuta el cimiento y luego; sobre el fondo seco; el contrapiso base (losa de HºAº) sobre el que se apoyará la  aislación hidráulica horizontal.
3. se realiza la capa hidrófuga horizontal.
4. sobre la anterior se realiza el hormigonado de piso y también se hormigona la pared.
5. a continuación se ejecuta  la capa aisladora vertical,  la que apoyará en el exterior del paramento  interior (el de   hormigón)
6. se levanta el tabique de mampostería armada de 15 cm, para luego proceder al relleno y compactado del perímetro  del subsuelo.

la construcción de la pared de 15 y la capa hidrófuga vertical es siempre posterior al hormigonado de piso y pared, para así   evitar el uso de aquellos, como encofrado de estos últimos.

Saneamiento de un local húmedo:


El  método de   saneamiento  consiste  en hacer  un  solado  (5)  y un  tabique   (3)  nuevos,   separados  de  la obra  vieja  (1)  por  cámaras  de aire   (indicadas  con 2 y 4:  esta última  conformada por  ladrillos huecos,   los cuales se orientan en el  sentido de  la corriente de  aire,  a manera de  túnel)   intercomunicadas entre sí,  haciendo que el  aire salga hacia el  exterior a través de unos ventiletes (6).

A manera  preventiva,  para   los  casos  en que  el   local   se vea  repleto de  agua   (por  un  inesperado ascenso de la napa freática) se debe instalar un sistema de bombeo, previendo  su ubicación en forma permanente.


0 comentarios:

Publicar un comentario