Procedencia del Agua Presente en la Construcción

a) Agua de producción o de construcción:  es el  agua utilizada en  la elaboración del  material, 
presente en todo material elaborado por vía húmeda (mampostería, revoques de hormigón, contrapisos de hormigón pobre o de vermiculita, los rellenos de pendiente, etc.) la cual queda confinada en la obra, aún después de que esta haya alcanzado su finalización teórica.

No queda mas  remedio que dejarla evaporar  y escurrir  naturalmente,  hasta que solo quede en el  muro una cierta  cantidad que podemos considerar “natural” o de permanencia no perjudicial.


b) Agua ascendente por capilaridad:  muchas veces favorecidas por un desconocimiento de  las leyes  de   capilaridad y del  descuido puesto  en  las   capas   aisladoras.  Para  que   estas   funcionen  eficazmente,  debe  procurarse una buena ubicación (10 a 15 cm por encima del nivel de piso terminado) con la suficienteelasticidad para  soportar los posibles movimientos del muro, pero a su ves con la dureza necesaria para resistir el punzonamiento. Si la  capa aisladora falla, existen tres alternativas terapéuticas:

La  inyección de siliconas que consiste en el  relleno de  la red capilar con algunos  tipos de silicatos y fluosilicatos  vehiculizados en agua, que al cristalizar obturan la misma. Otro es el método de cortes de pared: 100 % eficaz, y el de electro ósmosis, que aprovechando la particular propiedad electrofísica de los capilares en los que el agua avanza en sentido contrario al de la corriente eléctrica, de manera tal que al invertirse el sentido de la misma, también se invierte  el de la migración capilar y así, el agua que antes subía, ahora bajará (los tres métodos serán explicados mas adelante).


c) Agua de aporte exterior por ambas caras: aquí el agua reconoce dos orígenes de procedencia: 
el   agua  de   lluvia  y  la   condensación   superficial,   esta  última   interior.  Esto  representa  uno de   los  problemas  mas complicados que hacen al funcionamiento de la “piel” constructiva, ya que por un lado se debe impedir el acceso de agua proveniente desde el exterior (de lluvia, etc.) pero por otro permitir la salida del vapor interior, así como del agua ya penetrada en la pared o de la condensada en la misma.

Las soluciones a dicho problema básicamente son dos y dependerán de la orientación del muro frente a la frecuencia de  lluvias, vientos, etc., y la posibilidad de que en un mismo local, algunas de las paredes sean absorbentes de vapor y  otras impermeables a éste, tratando siempre de buscar un equilibrio funcional de la envolvente:

1. impermeabilización externa por filmes o capas hidrófugas: es conveniente aclarar que este  método   impide   un  buen   funcionamiento   de   la   evaporación   ambiental,  ya   que  además de impermeabilizar exteriormente contra las lluvias, también es impermeable al   vapor interior. Consta de revoques hidrofugantes o de agente filmógenos (pinturas) en  base a metacrilatos o poliuretanos.

2. siliconados: es el método mas eficaz, ya que impide el acceso de agua externa, pero sin  obturar la red capilar, modificándola químicamente, sin impedir el escape del vapor.

Las siliconas vienen dispersas en aceites, resinas o agua. su inconveniente radica en que  reemulsionan ante el  contacto con el  agua  de aporte,  migrando  lentamente hacia el   interior del  muro y perdiendo así  su eficacia.  Sumado a esto  la desventaja de que el  residuo silicónico impide la aplicación de nuevas capas, exigiendo previos tratamientos de agua a presión, vapor o disolventes acuosos.  

La  misión   de   las   aislaciones   hidrófugas   es   evitar   el   paso   del   agua   proveniente   de   los   distintos   puntos   hasta   aquí   mencionados, ya sea desde el suelo o de la atmósfera (agua de lluvia, de escurrimiento, napas superficiales y ascendentes) y  controlar el del interior (vapor de agua).

Se dan de dos maneras: 1) Preventivas y 2) Directas

0 comentarios:

Publicar un comentario