Mampostería De Ladrillos Cerámicos Huecos No Portantes

La técnica de colocación del ladrillo hueco no es diferente a la del macizo (junta trabada),  pero a pesar de ello, con los huecos no se puede obtener paredes portantes, dada la escasa resistencia a la compresión que los mismos presentan. Por esto es que su mayor utilización se da para fabricar paredes o tabiques de cerramiento o divisorias de ambientes interiores. Si están expuestos a la intemperie, conviene vincularlos con mortero de cemento.


Como se puede ver, sus hoquedades se disponen horizontalmente, es decir en sentido transversal al de las solicitaciones, de ahí su reducida resistencia a la compresión. Como aspecto positivo, entre otras cosas presenta: una buena aislación térmica y; gracias a su reducido peso; las piezas se disponen de un tamaño mayor a los macizos, lo que acelera la construcción de la  pared, además de permitir un ahorro de mezcla en razón de la menor cantidad de juntas.

Son muy aptos para ser usados en paredes aislantes térmicas (paredes dobles) dado que ellos por sí solos constituyen un buen aislante térmico, imagínense con una cámara de aire de por medio. Con las dimensiones expuestas anteriormente se pueden obtener los siguientes cerramientos:


Para evitar el corte de las piezas, se dispone de mitades o bloques  medios,   pero   en   caso   de   tener   que   realizarlos,   se   los   ejecuta  empleando la cuchara, tal como lo muestra la figura.

Otro aspecto medianamente  importante de mencionar es el  hecho  de que  los huecos  o canaletas   (para  los distintos conductos)  son fáciles de ejecutar. Lo malo de las roturas provocadas en pos de la  colocación de caños que hacen a las distintas instalaciones (agua,   electricidad, etc.) es que debido a la estructura interna (hueca) del   material se “carcome” la mitad del espesor de pared, reduciendo en un 50 % la superficie de apoyo   y provocando en la   misma un aumento del 100 % de la carga, con el inminente peligro de colapso que esto implica, peor aún si el canal en  cuestión pasa por lo bajo de la pared, exponiendo al punto crítico a un esfuerzo aún mayor. 

0 comentarios:

Publicar un comentario