Situación relativa entre zapatas.



Cuando sea necesario, bien por razones de proyecto o del terreno, escalonar, situando a distintoS nivel zapatas próximas, deben proyectarse de tal forma que la zona de influencia de una no afecte a la otra.

La distancia D entre planos de apoyos, figura 3.69, debe ser menor que la mitad de la distancia entre los bordes de las zapatas. 



Las zapatas próximas y situadas al mismo nivel, deben proyectarse de forma que sea posible su construcción, para ello, además de comprobar que no se superponen Los efectos de las mismas, la separación d, figura 3.70, debe ser tal que al realizar la excavación, el terreno entre ambas permanezca estable y no se derrumbe. 

En general no será menor de 50 cm. En cualquier caso, es aconsejable excavar primero una de ellas, por ejemplo, la zapata 1, hormigonarla y posteriormente proceder a la excavación y hormigonado de la zapata 2. 


0 comentarios:

Publicar un comentario