Zapatas de hormigón en masa - Parte I.



En general puede admitirse que la utilización de zapatas de hormigón en masa únicamente está indicadas para edificios de estructuras sencillas, con pequeñas cargas, tipo muros de carga, etc.

En general para que sea posible construir zapatas de hormigón en masa se requiere un gran canto. El canto mínimo estará condicionado a que las distintas secciones resistan los momentos y esfuerzos cortantes que producen en ellas las tensiones σt. Las secciones más desfavorables a efectos de momento flector son las 1-1 y 2-2 figura 3.40. 

Figura 3.40

Las secciones 1-1 y 2-2, o secciones de referencia S1, son planas, perpendiculares a la base de la zapata y tienen en cuenta la sección total de la zapata.

Si el soporte o muro es de hormigón la sección de referencia se situará detrás de la cara del soporte o muro a una distancia de 0,15 a, siendo a la dimensión del soporte o muro medido ortogonalmente a la sección que se considera, figura 349. a). 


Si el soporte o muro es de mampostería la distancia se inclementará a 0,25 a. figura 3.49. c). 


Si el soporte es metálico sobre placa de apoyo de acero, la sección de referencia S1, se situará fuera de éste y a La distancia más cercana a él de las dos siguientes, figura 3.49. b):

—la mitad de la distancia entre la cara del soporte y el borde de la placa de acero
—el doble del espesor de la placa de apoyo de acero.

El canto total h de esta sección de referencia S1 se tomará igual al canto total de la sección paralela a la S1 situada en la cara del soporte o muro.

Como se ha dicho, para el cálculo del momento flector, las secciones más desfavorables son las 1-1 y 2-2, actuando en ellas los momentos que producen las tensiones u. en las áreas A y B respectivamente de la figura 3.40.
La flexión produce unas tensiones de compresión y tracción en la sección de hormigón. Los valores máximos de estas tensiones son: 


Estos valores de la tensiones máximas de comprensión y tracción, tienen que ser resistidos por el hormigón. La resistencia del hormigón a tracción es menor que la resistencia a compresión, por ello la limitación a las tensiones máximas vendrá impuesta porque la tensión de tracción sea menor que la resistencia de cálculo del hormigón en masa a tracción. El artículo 46.3 de la Instrucción EH82, fija la resistencia de cálculo del hormigón en masa a tracción: 


 
Sustituyendo en las ecuaciones (3) y (4) los valores (1) y (2), respectivamente, e igualando a (5) se obtiene: 


El ábaco de la figura 3.41 permite calcular directamente la relación enfunción de la tensión admisible en el terreno y para distintos valores de la resistencia característica del hormigón. Las curvas de trazo discontinuo se han obtenido para nivel de control reducido con γc = 1,7 y γf= 1,8 y las de trazo continuo, para nivel de control nomal con γc= 1,5 y, γf = 1,6. 

Figura 3.41

 
Determinado el canto total h, es necesario realizar las comprobaciones a cortante y punzonamiento.
Para el cálculo o comprobación a cortante se tomará como sección de referencia la sección S2 situada a una distancia igual al canto total h, medida desde la cara del soporte o muro1 o desde el punto medio entre la cara del soporte y el borde de la placa de apoyo o reparto, fig. 3.41 bis

Zapatas de hormigón en masa - Parte II.

0 comentarios:

Publicar un comentario