CIMENTACIONES COMPROBACIÓN DEL HUNDIMIENTO SEGÚN LA EXPERIENCIA LOCAL

En esta Guía se admite que las cimentaciones de las estructuras más típicas de las obras de carretera (las pilas de los puentes y sus estribos, los muros de contención, los pasos inferiores y los terraplenes) puedan comprobarse basándose únicamente en la experiencia local.

Para que este procedimiento de comprobación sea aplicable, es preciso recopilar la experiencia correspondiente y demostrar de manera fehaciente que tal experiencia es similar al caso en cuestión.

La recopilación de la experiencia previa incluirá la descripción de los terrenos correspondientes. En dicha descripción constarán explícitamente los datos de identificación y estado del terreno (es imprescindible que conste su densidad seca —o peso específico seco, γd—, y su humedad natural, w) así como los datos de resistencia, deformabilidad y permeabilidad que sean conocidos.

También deberá constar la configuración geométrica del terreno describiendo la distribución espacial de los distintos materiales y la ubicación del nivel freático.

Para el caso de cimentaciones superficiales de pilas o muros, la experiencia existente debe re- sumirse en una serie de datos de presiones de servicio que se hayan utilizado para distintos anchos de cimentación sin que hayan existido problemas posteriores de comportamiento. En este sentido, debe entenderse como presión de servicio la que se define en el epígrafe 7.

Para poder comparar el caso en cuestión con la experiencia previa es imprescindible conocer todos los datos que se consignan en el apartado 4.3, a excepción de los definidos en el epígrafe 2. Las características geotécnicas del terreno que se necesita conocer son únicamente las necesarias para asegurar que el terreno en cuestión es equiparable al que se describe en las experiencias previas. En todo caso, los datos de identificación y estado (densidad seca y humedad natural) y la ubicación del nivel freático del caso en cuestión no podrán omitirse.

La aplicación de este método queda limitada a aquellas cimentaciones que transmiten cargas con ángulos de inclinación, δ, moderados (tgδ ≤ 0,2).

Una cimentación superficial puede considerarse comprobada en función de la experiencia previa cuando, mediante el proceso descrito en los párrafos precedentes, la presión de servicio no supera a los valores utilizados previamente con éxito en cimentaciones de dimensiones similares a las del caso en estudio.

0 comentarios:

Publicar un comentario