Mampostería De Ladrillos Comunes

Las paredes mas frecuentes son las de mampostería, las cuales son paredes ejecutadas con pequeñas piezas posibles de ser acomodadas a mano (mampuestas)  asentados mediante una mezcla o mortero   de ligantes   (cal o cemento o ambos simultáneamente) y arena. De las funciones del mortero se hablará mas adelante.

La construcción de paredes mampuestas requiere el conocimiento de ciertas normas; las que amén de ciertos detalles; son similares para todos los tipos de materiales con que se las puede construir. De su correcta aplicación dependerá el buen funcionamiento de la pared.



Toda   pared   trabaja   a   la   compresión,   por   lo   que   la   disposición   de   los  mampuestos será mediante trabas, constituyendo aparejos, los que en general deben estar bien alineadas, bien niveladas y a plomo. Dicho en otras palabras,  toda   mampostería   debe   ser   trabada,   es   decir   que   no   debe   haber  correspondencia  entre   las   juntas  verticales  de  dos  hiladas   sucesivas   lo que  provocaría la aparición de fisuras o grietas (ver figura),  debilitando la pared.

Además,   para   evitar   deslizamientos   laterales,   se   debe   procurar   la   perfecta  nivelación de cada hilada y para sortear el pandeo, valiéndose de una plomada  se verificará constantemente la verticalidad del paramento.

Mampostería de ladrillos comunes:

El ladrillo es un material de tipo cerámico o barro cocido, el cual previamente fue amasado con agua conformando así una  pasta, que luego de ser moldeada, fue horneada a una temperatura que osciló entre los 900ºC y los 1000ºC. Si se llega a una  temperatura de unos 1200ºC, se provoca en la pieza un principio de vitrificación, que la convierte en un material carente de poros y resistente a las heladas, ideal para ser usado en obras de ladrillo a la vista. Por otro lado también gana una elevada  resistencia a  la compresión,  por lo que son aptos para ser usados en la conformación de elementos sometidos a fuertes  solicitaciones.



Del ladrillo macizo común se puede agregar que cada pieza debe guardar cierta proporción para poder ser utilizado normal  y correctamente en cualquier tipo de aparejo.

El tamaño de las juntas se dará en función de la regularidad de los ladrillos, siendo lo suficientemente gruesa como para absorber las alteraciones formales de los mismos, pero a su vez lo mas delgada posible, en razón de procurar una buena resistencia y un buen rendimiento económico. Teniendo en cuenta estas razones, se puede fijar para el ladrillo común un espesor de junta de 1,5 en las lechadas (juntas horizontales) y de 1 cm en las juntas verticales.

Además   de   la   irregularidad   en   su   forma,   los   ladrillos   comunes   tampoco   suelen   tener   condiciones   homogéneas   de  resistencia, por ello deben plantearse los coeficientes de seguridad a unvalor considerablemente menor al coeficiente real  de rotura. es decir que siendo este último de un valor aproximado de 25 Kg/cm2, su sigma admisible será de 6 a 8 Kg/cm2


Sigma de Rotura: 25 Kg/cm2 (resistencia real)
Sigma Admisible: 6 a 8 Kg/cm2



Estos ladrillos son usados tanto en tabiquería como en la construcción de muros portantes, teniendo; para este último caso;   que seleccionar las piezas de mejor calidad y por consiguiente, descartar los ladrillos bayos en razón de su poca resistencia  a la compresión por causa de una mala cocción. Una forma de comprobar la calidad de un ladrillo es mediante el sonido  que produce al ser golpeado (éste deberá ser claro). Por otra parte las aristas vivas y las caras bien dejadas, son también   factores que denotan calidad. Pero sin duda la forma mas efectiva es mediante su coloración:

• Los ladrillos bayos están poco cocidos y son sumamente frágiles, presentando una coloración anaranjada.
• Los normales tienen una coloración rojiza y homogénea, siendo mucho mas fuertes que los anteriores y de textura  pareja.
• Por último los ladrillos recocidos son de color rojo morado, presentando manchas negras, amarillas y plateadas. 

Ante los golpes producen un sonido metálico. Es oportuno mencionar que un buen ladrillo tiene la  justa (entre 900ºC y 1200ºC) no está ni muy cocido ni muy  crudo, es decir que esta “a punto”.

Con estos ladrillos se pueden fabricar paredes de distintos espesores, usos y terminaciones y tienen laventaja por sobre los  bloques, de poder ser cortados a cualquier medida (los bloques solo permiten aplicarse enteros o en mitades).


Elaboración:

La ejecución de las distintas paredes que vemos en las figuras superiores, tienen el mismo principio constructivo, el cual se   detallará a continuación:

1. primero que nada debemos  verificar  el   replanteo,  colocando  los  hilos  y constatando  su escuadra y mediante plomada proyectamos los hilos en el cimiento.

2. luego de verificado el replanteo, nos disponemos a fijar un hilo guía, que nos permitirá mantener la horizontalidad   de las hiladas. Este hilo se ubicará sobre la cara de la pared que queramos mas pareja ydeberá estar bien tirante,  para lo cual nos valemos de una de las dos alternativas a saber:


   a) lo atamos a una regla fijada mediante grampas y aplomada en  la que se puede marcar  con  lápiz,   los  distintos niveles consecutivos de altura de cada hilada (ladrillo + espesor de  junta).  Estas medidas se  trasladarán a las demás reglas mediante el nivel de manguera.
   b) Colocamos el primer ladrillo y sobre él apoyamos otro al que le atamos el hilo.

En ambos casos (en especial para la regla) el hilo se fijara en cada esquina o extremo de la pared.

Obviamente el   hilo se irá levantando a medida que se levantan las hiladas.

3. antes de empezar   la colocación de  los  ladrillos,  se debe mojar abundantemente  tanto al cimiento como a los ladrillos, con el fin de eliminar el polvo superficial (lo  que mejora su adherencia con el mortero) y evitar que el ladrillo seco absorba el   agua del mortero, “quemando” la mezcla.

4. una vez colocados los hilos, mojados los ladrillos y preparada la mezcla (dando  la capa aisladora) se empieza con la colocación de los  ladrillos.

El mortero de asiento se puede aplicar ladrillo por ladrillo o a lo largo de  toda  la hilada (como vemos en  las figuras)  para  luego  ir asentando  los  ladrillos. En ambos casos se los asentará fuertemente con las manos y se  les propinará pequeños golpes con el mango de la cuchara, hasta nivelar  su arista de borde con el  hilo.  El  excedente de cal   (que se desplazará  lateralmente con cada asiento) será recolectado con la  cuchara y aplicado  (de ser necesario) a las juntas verticales. Luego de terminada la hilada, se  repetirá el procedimiento en las hiladas superiores consecutivas.

Es recomendable que se controle cada 5 o 6 hiladas tanto el plomo como  el nivel horizontal de la pared, éste último mediante el nivel de burbuja.


Como mezcla para el asiento puede usarse un MHR 1:1/4:3 (para mampostería de cimentación) o un MAR 1:1/4:3 o ambos  pueden   ser   reemplazados   por   cemento   de   albañilería  de   excelentes   resultados.

El   cemento  de   albañilería   consta  del   aglomerante mas el agregado de productos plásticos. A esta mezcla comercial solo se le agrega arena y agua.


Reglas de aparejos:

1) Entre   hilada   e   hilada   no  deben   existir   coincidencia   entre  juntas verticales (llagas).

2) Se   debe   procurar   la  horizontalidad   de   las   lechadas  (juntas   horizontales),   para   evitar  el deslizamiento de las mismas.

3) En el  arranque de pared,  se  colocan   tantos  ¾  como   cabezas  tenga la misma en dicho arranque.

Primero   debe   determinarse   la  cantidad de cabezas que contiene  la pared.

Cabeza: es la punta de la pared o  la   cantidad   de   hileras   (ladrillos  colocados   de   soga)   necesarios  para   completar   el   espesor   de   la  misma.

0 comentarios:

Publicar un comentario