AGUAS SUPERFICIALES ATAJADOS

El almacenamiento de agua en atajados es una técnica antigua en áreas áridas y semiáridas, mediante la cual se almacena la escorrentía de agua pluvial, o agua de otras fuentes, en estanques excavados en la tierra. El agua luego se utiliza para abrevar al ganado, para riego
o para uso doméstico, en caso de que las lluvias sean irregulares o durante el periodo de estiaje. Tradicionalmente son estanques pequeños excavados a mano, como en la foto


ATAJADO EN CONSTRUCCIÓN 

En los últimos años la demanda de agua en áreas áridas y semiáridas se ha incrementado considerablemente. En cierta época del año la intensidad de la precipitación en estas áreas
es elevada y supera la capacidad de infiltración del suelo. Esto significa que mucha agua escurra sin poder ser aprovechada, sea para la producción agropecuaria, sea para consumo humano. Los atajados pueden ser una alternativa buena y barata, frente a represas grandes
o en combinación con ellas, a fin de captar esta agua y utilizarla de manera eficiente.

Además, en muchos casos, la intercepción del agua mediante los canales de captación y

aducción hacia los atajados, coadyuva a reducir la erosión hídrica.



0 comentarios:

Publicar un comentario