Cimentaciones sobre otros tipos de suelos.



Los limos suelen plantear problemas específicos y generalmente constituyen un mal terreno de cimentación, pues, dan lugar a fenómenos de colapso, erosión interna, fluencia lenta, etc.

A falta de una teoría propia se suele recomendar tratar los limos plásticos como suelos cohesivos, análogos a las arcillas, y los limos no plásticos como suelos arenosos finos.

0 comentarios:

Publicar un comentario