Techos Curvos

O abovedados, compuestos por arcos que trabajan puramente a la compresión. Son pesados,  del   tipo de bóveda de cañón corrido,  deben ser  usados en plantas del   tipo  lineal  o simple para no  tener  complicaciones con el uso de encofrados, los que generalmente son difíciles de hacer. Estos techos trabajan a la compresión con el problema dela descarga tangencial de las cargas que se pueden solucionar con  tensores para evitar que se abra la bóveda.

Se lo puede llegar a fabricar en seco, hasta inclusive sin el uso de armaduras (en el caso de ser de mampuestos) dándole una doble capa de ladrillos (doblado de ladrillos) que actúan por su forma de posición, pudiendo éstos, ser dejados a la vista a  manera de cielorrasos. La bóveda se fabrica mediante una cimbra (molde) la que se acuña sobre tacos de madera y correrá por unas guías ubicadas para tal fin. Se trabaja hasta 1 metro por día.

0 comentarios:

Publicar un comentario